viernes, 15 de octubre de 2010

Un ripio enamorado

Soy, apenas lo sé
Fui, aunque lo haya olvidado
Seré, lo que me pidas que sea,
Seré el que se quede a tu lado

2 comentarios:

Violeta dijo...

Precioso, Antonio, de los que llegan al alma.

Antonio Ruibérriz de Torres dijo...

Me alegra verte ahí, siempre en las proximidades. Un beso